2/3/22

El retraso

Lo haría sin que nadie tuviera posibilidad de impedírselo. En cuanto apareciera ante él, se tiraría a las vías. 

Pero el tren se retrasaba. Cuando por los altavoces anunciaron que el servicio estaba interrumpido, pensó que aquel no era su día. A la mañana siguiente, al leer en el periódico que M.L.D., de veintinueve años, se lanzó ante el tren en la estación anterior a la suya, dejó de odiarla. 

109 #setentapalabras
© JM Jurado  


El actor


Arrancaba los aplausos más encendidos al finalizar cada función, el público permanecía en pie largos minutos antes de bajar el telón. Era admirado como ningún actor lo había sido antes, también los premios recibidos eran incontables... 


Nadie como él era capaz de interpretar todos y cada uno de sus papeles con la credibilidad con la que él lo hacía. Lástima que en aquella obra hubo de representar a un suicida. 


108 #setentapalabras
© JM Jurado  

La rana

 

Paseaba tranquilamente por la orilla del río hasta que la rana saltó ante mí y me dijo: 


-Soy una princesa encantada. Sólo el beso de un hombre deshará el hechizo. 


Me dio un poco de asco, pero, ¿por qué no probar? No es habitual encontrarse con una rana que habla. Lo último que recuerdo haber visto fue a la princesa huir avergonzada mientras mi cuerpo verde y viscoso se empequeñecía. 


107 #setentapalabras

© JM Jurado  

25/2/22

El tirador

Apostado en la azotea del edificio, acaricia su arma mientras observa los movimientos de la muchedumbre en la calle. El tirador tiene su código de conducta: nunca dispara a niños y raramente a ancianos. 

Ha elegido a dos objetivos, escogidos por sus caras de desdichados. Apunta y descarga. Pero esta vez uno de los disparos impacta sobre una persona equivocada. “Si no se movieran tanto”, piensa Cupido recargando su arco.

106#setentapalabras
© JM Jurado  

Gafas de sol


Al niño le regalaron unas gafas de sol. Ilusionado, a sus siete años se sentía mayor con ellas. No se las quitaba en ningún momento, ni de día ni de noche. Jugaba, comía o leía cuentos con ellas puestas. 


Hasta que su padre le dijo que debía dejarlas. No lo entendió, porque su madre llevaba muchas veces las gafas de sol en casa. Pero prefería no enfadar a su padre. 


105#setentapalabras

© JM Jurado

Textos



Sentada en el sillón, leía repetidamente el texto que debía memorizar. El estreno de la obra sería dentro de un mes. Sentado en la butaca, buscaba las palabras con las que cerrar ese párrafo. Debía entregar el texto antes de una semana.

Sentados frente a frente, de vez en cuando levantaban la mirada, se sonreían, se desnudaban con los ojos y se encontraban abrazados en el silencio del amor textual. 


104#setentapalabras

© JM Jurado

22/2/22

La escapada


Al descolgar oyó su voz angustiada, hablando sin parar. Entonces lo dijo: 

No puedo más. Escapémonos juntos. 

Asombrado, no creía lo que oía.


Compréndelo. No podemos... contestó. 


Colgó. Aquella tarde habló con su marido, su mejor amigo. Nada le sorprendió. 


Está harta de mí. ¿Por qué no aceptas? Confío en ti. Yo os pago el viaje. 


Pasmado, no supo qué decir. Sólo minutos después, respondió: 


Lo consultaré con mi mujer. 


103#setentapalabras
© JM Jurado

La huella


Ella siempre dormía profundamente, nada alteraba su sueño. A su lado, él la contempló con seriedad. Fue cuando vio que ella había dejado su teléfono sobre la mesilla. Sabía que aquel pensamiento estaba mal, pero le asaltaban tantas dudas... 

Con delicadeza, cogió su dedo y lo puso sobre el sensor. El móvil se encendió. Dudó, pero continuó. Así comprobó su sospecha: le había adelantado siete niveles en el Candy Crush. 


102#setentapalabras
© JM Jurado

Historia de amor


Eran estudiantes de arte dramático y estaban locamente enamorados. Escribieron su propia historia de amor contando su gran felicidad. Aquella editorial vio en el manuscrito un éxito de ventas. Y así fue. No tardó en aparecer un productor queriendo filmar una adaptación cinematográfica. 

¿Quién mejor que ellos mismos, ya actores, para ser los protagonistas? A todos extrañó que, para las escenas de cama, ella pidiera la presencia de un doble. 


101#setentapalabras
© JM Jurado

13/2/22

Cosas que pasan


La mujer bajó, asustada y en camisón, las escaleras de mármol. Había escuchado mucho ruido en la planta baja de su gran casa. Su sorpresa fue enorme al encontrar a su marido rodeado de policías. 

—¿Qué está pasando, Borja? 


—Nada. Cosas que pasan. Temas de dinero. 


—¿Cuánto? 


Él se acercó a su oído. 


—Trescientos millones. 


Mientras lo metían esposado en el coche, pensó en lo importante que era su marido. 


100#setentapalabras
© JM Jurado