4/11/15

Escena pompeyana


En el museo, al descubrir el lienzo colgado en la sala sesenta y dos, ella no pudo reprimir la emoción. Contempló Escena pompeyana, de Alma Tadema, su amado pintor, con la misma excitación que él había sentido minutos antes en la sala veintiuno cuando, por sorpresa, ella le abrazó y le besó húmeda, profunda y largamente y unas jóvenes japonesas reían tímidamente a su lado mientras su pantalón se dilataba.


© JM Jurado

No hay comentarios :

Publicar un comentario