1/1/15

Merecerá la pena



La última campanada alargó su vibración, como llenando el hueco que se abría ante su mirada. “Este año terminó mereciendo la pena. Te he conocido”, pensó. Y brindó por ello ante el espejo y el recuerdo.

    Horas después, atravesada la frontera del calendario, nada parecía haber cambiado. La amanecida rutina prolongaba su presencia ocupando su ausencia. Miró su fotografía: “Este año terminará mereciendo la pena, vas a hacerte inolvidable”, pensó.

© JM Jurado

No hay comentarios :

Publicar un comentario