18/1/21

Tardes de cafetería

 

La primera vez fue un cruce de miradas. En la segunda creyeron reconocerse  y él siguió con los ojos su espalda. El intercambio de unas breves sonrisas completó la tercera. En la cuarta no dejaron de buscarse desde la distancia de sus mesas.

En la quinta, él, al ir a salir precedido por su esposa, pasó disimuladamente la mano sobre el hombro de ella. Su marido no se dio cuenta.

76 #setentapalabras

© JM Jurado


No hay comentarios :

Publicar un comentario