3/4/19

Café con leche



De lunes a jueves, a las seis de la tarde, la mujer ocupaba la misma mesa junto a la puerta y pedía un café con leche.

-Largo, muy caliente, por favor.

Tras cuarenta minutos de silenciosa y solitaria lectura de los periódicos, abandonaba la cafetería. 

Un lunes faltó. La empezaron a echar de menos el jueves. Luego supieron...

-Nunca nos dijo nada. Pero se hacía querer -dijo tristemente un camarero.

58 #setentapalabras
© JM Jurado

No hay comentarios :

Publicar un comentario