31/3/19

La persuasión



Ella sabía que él pediría más. Pocas veces se conformaba. Era exigente y persuasivo. Lo pedía como sólo él sabía hacerlo, con esa incontestable cadencia en la que un no se transformaba en un agravio. Se acurrucó un poco más entre sus brazos y preguntó:

         -Mamá. ¿Me haces unos cereales con leche?

       Ella no pudo negarse. Los hizo. Después, continuaron leyendo juntos en la penumbra el libro de los enigmas.


54 #setentapalabras
© JM Jurado

1 comentario :

  1. Me transporta leerte a la intimidad de esa família. Gracias por tu breve pero intenso relato. Deja con ganas de más.

    ResponderEliminar