20/8/17

Energía divina. INVOLVE. Día 8


Llegamos hasta México con las respectivas energías al máximo de carga. Cada día que pasa se produce en ella un viaje de ida y retorno pues, por un lado, la entrega total al proyecto tiene sus consecuencias en forma de sustancial merma y, por otro, lo recibido a cambio de esa entrega vuelve a colocar, rápidamente, la batería interna al máximo nivel.

     Pero, quizá porque somos prudentes y no deseamos un desfallecimiento no previsto, hemos acudido este domingo hasta Teotihuacán, hasta el lugar donde los hombres se convirtieron en dioses, donde estos habitan y hacen gala de su generosidad entregando su energía desde el cielo al que se elevaron. Alguien puede pensar que ésta ha sido una jornada de descanso, pero podemos asegurar que ascender hasta la cima de la Pirámide del Sol, no es tarea que ayude al reposo.

     Con los brazos alzados hacia las alturas obtuvimos nuestra recompensa. Tal vez las mariposas que revolotean entre los congregados sean los espíritus alados encargados de repartir coraje, decisión y voluntad de continuar dándolo todo. Sea como sea, recibimos esa deseada energía que nos coloca de nuevo en la posición de salida para afrontar nuestra próxima semana.

No hay comentarios :

Publicar un comentario