31/7/16

Las cotorras

Sólo se sentían bien cuando piaban contra las aves del paraíso:

    -Yo las he visto muy unidas.

    -Dicen que hasta vuelan juntas.

    -¡Qué vergüenza! Creen que pueden hacer lo que quieran. Impresentables…

    Las cotorras pasaban horas reprochando las vidas de los demás, señalándolas con su pico, censurando su vuelo libre.

    Así eran sus días en su mundo pequeño. Luego, verdes de silenciosa envidia, volvían a su solitario y amargado nido.

© JM Jurado

No hay comentarios :

Publicar un comentario