17/1/16

Gol


El salto en el sofá fue espectacular. El gol se veía venir desde el último pase y cuando la pelota tocó el palo y luego la red no pudieron contenerse. El campeonato era de su equipo. 

    Se abrazaron, chillaron. Cuando ella salió al balcón a gritar “¡Gol!” sosteniendo la bandera, él recordó que desde el minuto treinta y dos se dedicaron a amarse frente al televisor. Ella aún continuaba desnuda.


© JM Jurado

No hay comentarios :

Publicar un comentario